martes, 5 de febrero de 2008

Auditorios, la arquitectura al servicio de la música

Por fin, 2 temas que me tocan de lleno. La arquitectura y la música, la primera por la profesión y la segunda por el ocio. Estas dos disciplinas se unen para que buscar el equilibrio en la proyección de salas donde la música pueda fluir y una arquitectura bella y agradable a la vista. Estos auditorios, que junto a los museos y grandes edificios empresariales, se han convertido en las catedrales del S. XX y S. XIX. Edificios amplios, majestuosos, luminosos, funcionales y que despiertan en un cierto aire de grandeza, no están exentos de cierto misterio (Tecnológico) en su construcción.

Auditorio de Santa Cruz de Tenerife

Auditorio de Valencia

He de reconocer que los auditorios modernos son realmente bellos en sus composiciones. En su proyección se utilizan los más modernos materiales en materia de absorción del sonido y reverberación. La necesidad de una proyección concienzuda y un estudio previo tremendamente concienzudo puede ser la diferencia entre una sala de conciertos espectacular o la mayor ruina arquitectónica de todas.

Anfiteatro de Mérida

Como músico, he de reconocer que no es lo mismo tocar en un pequeño teatro, en una sala de conciertos o en un gran auditorio. Como músico de banda (no de orquesta), se nos otorga cierta versatilidad para poder tocar, el poder llevar el instrumento a cuestas nos permite tocar en la calle y apreciar las diferencias de tocar en calles pequeñas y con edificios alto, que generan sonoridad y espectacularidad, grandes avenidas, "Conchas de conciertos", iglesias o pequeñas aulas de ensayo (como la nuestra, con un pilar en medio la mar de precioso).

Como apunte, recomiendo la visita de las fiestas dedicadas a Sant Jordi de moros y cristianos en Alcoy, un lugar precioso para visitar y disfrutar de la mejor música festera a la par de los mejores desfiles de moros y cristianos.

1 comentario:

Irreductible dijo...

Que grande Calatrava!... Si señor.

Una verdadera verguenza patria que en la lista de famosos de España no esté ni si quiera entre los 100 primeros...

Viva lo folklorico y lo cañí al estilo tomate...